Matiz Soluciones Lingüísticas +34 968 52 15 52

Inicio / Novedades / Dos becarias y un destino

Dos becarias y un destino

¿Qué nos cuentan estas dos chicas? Dejémosles hablar…

VIRGINIA: Fotocopiadora a un lado… y contar mi experiencia en Matiz. ¿Fotocopiadora? Sí, estoy de prácticas en Matiz. Pero aquí no seguimos en cliché «becario=fotocopias=café». Somos un todo.

LUCY: Algunas empresas dan una mala reputación a las prácticas: trabajar mucho en algo para lo que no estás cualificado, sin explicaciones y muchos cafés. ¡Esto no pasa en Matiz!  Somos una mezcla de jóvenes en prácticas y empleados. Muchos estamos aquí para aprender en verano y otros llevan algo más de tiempo.

Por lo menos han cambiado rápido de opinión, en Matiz tomamos café, pero ¡todos juntos!

VIRGINIA: Pensar en “prácticas en empresa” para mí era “camisa, traje y moño”. Pero Matiz cambió mi punto de vista. Lo que cuenta en esta agencia de traducción es lo que tenemos dentro, nuestras habilidades. ¿Y las que no tenemos? ¡Hay que aprenderlas! Aprendemos de todo: gestión de proyectos, recursos humanos, facturación, Google Apps… hasta a apreciar el verano y el tiempo libre. ¡No podía ser todo bueno!

LUCY: He traducido textos para algunos de los principales clientes de Matiz, una tarea importante para un principiante y he aprendido cómo funciona una agencia de traducción. Mi experiencia de otras prácticas es que los empleados no suelen dar responsabilidades a los becarios, por lo que te sientes infravalorado y prescindible. Las directoras de Matiz no dudan a la hora de dar responsabilidades a los becarios y, con su apoyo, todos trabajan de forma eficaz y segura.

¡Qué alegría! ¡Nos encanta que hayan aprendido tanto!

VIRGINIA: ¿De qué van las prácticas en Matiz? En la carrera nos enseñan a crear. En Matiz aprendemos a organizar, para que todos tengan sus traducciones perfectas y a tiempo. Es una tarea compleja, de coordinación y compañerismo cosmopolita: ¡en Matiz es bienvenido todo el mundo!

LUCY: Antes de empezar unas prácticas siempre tenemos miedos y dudas, sobre todo si no son en tu lengua materna. Generalmente, siempre he tenido pánico a hablar por teléfono en otro idioma, como les pasará a muchos; y, desde que estoy en Matiz, ha sido un requisito. Pero, aunque haya sudado antes de coger el teléfono, ahora me siento (un poquito) más segura.

También queremos que superen sus miedos, pero les mimamos mucho.

VIRGINIA: Os animo a correr el riesgo, a que os adentréis en el misterioso (y popular) mundo de las prácticas profesionales para ganar experiencia. ¿Qué puedes perder?

LUCY: Aún tengo mucho por descubrir en el mundo de la traducción pero, tras mis primeras semanas en Matiz, no tengo ninguna duda de que seguiré aprendiendo y mejorando como traductora mientras hago incontables contactos y gano una experiencia incalculable. ¿Qué más se puede pedir de unas prácticas?

Nos gustan las conclusiones que sacan… ¡A volar al mundo, pajarillos!

Virginia Campoy. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Salamanca, Máster en Traducción Audiovisual y Máster en Traducción Editorial. Estoy investigando sobre nuevas tecnologías en traducción. Si eres traductor en activo ¡ayúdame! Responde a esta encuesta: http://bit.ly/PtkFHu  Si no, puedes ayudarme pasándosela a un traductor que conozcas.

Lucy Sanders. Estudio Lingüística y Traducción en Leeds, West Yorkshire. Este año he estudiado en Murcia. He tenido esta oportunidad en Matiz y he trabajado como voluntaria en CATS (Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo) ayudando a las prostitutas, incluidas las prostitutas transexuales, a luchar por sus derechos y contra el estigma social al que se enfrentan las trabajadoras del sexo.

 

¿También tú quieres  tener una experiencia así? 

 (Haz clic sobre la imagen si quieres verla en un tamaño más grande)

Este post esta disponible en: Inglés

One Response to “Dos becarias y un destino”

  1. Matiz Language Solutions Says:

    [...] Español [...]